Reflexiones

El Valor del Duelo

Tantas veces en mi vida he escuchado, mientras lloraba o mostraba mi dolor, decir a alguien: “eso no es nada, no llores, no pasa nada, no te preocupes, ven, toma un caramelo, mejor reir que llorar….” Tantas veces he encendido la tele, o he mirado el móvil, o he devorado un dulce, para evadirme, para no sentir mi dolor, para no verlo siquiera…

El dolor es ante todo intensidad, y la intensidad tiene una función. Es, como un ritual. Marca un antes y un después Tras una pérdida, tras tomar conciencia de un arrepentimiento, tras el parto… Nos saca de la “linealidad anestesiada” en la que vivimos y nos permite aceptar que ha llegado un cambio a nuestras vidas, o que nuestros deseos no se han cumplido o que no se cumplirán… O aceptar el trauma pasado, que aun nos pesa y nos condiciona… Sigue leyendo “El Valor del Duelo”

Anuncios
Joel y yo

Las notas de Joel

Hoy le han dado las notas a Joel. Está en primero de primaria y son las notas de la segunda evaluación. Me resulta extraño, aun no me he acostumbrado a que le den notas y me recuerda a cuando yo era pequeña, porque era un momento muy importante para mí cuando iba a enseñárselas a mis padres, siempre deseosa de recibir aprobación. Mi hijo, sin embargo, solo parece preocupado de que las firme cuanto antes. Le han dicho que las tiene que llevar mañana. Me dice que me de prisa. En realidad creo que quiere terminar con esto cuanto antes para irse a ver su media hora de tele…

Pero yo tengo curiosidad, quiero verlas con calma. Veo notables, sobresalientes y bienes, también un insuficiente en expresión oral de lengua vasca… Y no se qué decirle. En la anterior evaluación me pasó algo parecido. Le pregunto si el ya las ha visto. Asiente con la cabeza. Le pregunto si está satisfecho con ellas. “Si, bueno sí” responde. Por su mirada y su tono pienso que ahora no quiere hablar de esto. Respiro aliviada, así tengo tiempo para pensar en qué le quiero decir yo al respecto… Sigue leyendo “Las notas de Joel”

Conversaciones con Joel

Mientras Caminamos

Vamos por la calle. Yo caminando, Joel con su patinete, venimos del cole… Hoy Joel no se queda al comedor, come conmigo, hemos quedado con unos amigos en el centro…

Joel: joder, mierda puta, ostia…

Yo: ¿Por qué dices esas palabras? Me hacen pupa en los oídos…

Joel: Yo las digo muchas veces ama…

Yo: Yaaaa…

Joel: Mira, las digo cuando estoy enfadado…

Yo: ¿Te sirven para expresar tu enfado?

Joel: Si, y también para decirle a otro niño que pare…

Yo: ¿Que pare de…?

Joel: Pues que pare de pegarme… Mira es en chacal, deberías aprenderlo ama, a veces hace falta… Sigue leyendo “Mientras Caminamos”

Reflexiones

Poder y Límites

Llevo un tiempo reflexionando sobre el concepto de “poder”. Es una palabra que casi me asusta, está asociada en mi inconsciente a dolor y sumisión… Lo que yo he aprendido de mis referentes, de mi entorno, es un concepto de poder ligado a que alguien está por encima, porque tiene más fuerza, más recursos, más información o capacidad de elección. Desde esta visión, ante el poder yo he tendido a colocarme por debajo, en la sumisión, ligada al resentimiento y al deseo de ser yo en algún momento quien se pueda colocar por encima…

Veo a mi alrededor como reproducimos una y otra vez este modelo, en el trabajo, en la escuela, en las relaciones… Empieza en casa. Soy madre, tengo poder sobre mi hijo, cada vez que le obligo a hacer lo que yo quiero, sin tenerle en cuenta, por muy buenas que sean mis intenciones estoy reproduciendo ese modelo…

Es el modelo de la dominación, e inevitablemente le estoy enseñando a mi hijo a reproducirlo a su alrededor… Si yo le obligo a someterse, a colocarse por debajo, el buscará, en su deseo de equilibrio o de justicia, colocarse en otras ocasiones por encima de otros, de aquellos a los que sienta más débiles, más pequeños o más asustados…

Hace unas semanas usé mi poder para marcar un límite claro a Joel en relación a la tele. Llevaba un tiempo en un espacio de resignación, observando cómo mi hijo cada vez pedía más y más tele y cómo yo me estaba sintiendo impotente y débil ante su insistencia, sin atreverme a usar mi poder, confusa y con miedo a entrar en ese terreno de autoridad que no me gusta…

Una mañana de sábado en la que salió el sol después de varias semanas de lluvia le propuse ir a la playa, iban unos amigos, también con niños… A mí me hacía mucha ilusión, tenía una necesidad enorme de naturaleza y de compartir con mis amigos… Pero Joel no quería ir, decía que era perder el tiempo, que prefería quedarse en casa, que me fuera yo, que el se quedaba con amama, viendo la tele… Sigue leyendo “Poder y Límites”

Conversaciones con Joel

En el autobús…

Hoy queremos ir a la piscina, vamos a coger el autobús. En la parada nos encontramos a dos niñas y un niño, amigo de Joel, con su madre. Subimos todos juntos al autobús.

Nada más subir Joel empieza a reírse, le dice a su amigo, “venga vamos a hacer el loco”, se sacude a sí mismo, hace una pedorreta y se tira al suelo… Una señora que está junto a él da un respingo, Joel le ha rozado levemente al caer.  Le he visto muchas veces tirarse al suelo jugando, esto no me sorprende, pero nunca lo había hecho en el autobús. Pido disculpas a la señora. Su amigo se muere de risa, parece que va a intentar hacer lo mismo, pero su madre grita su nombre y él para en seco. Otra señora me mira, mira a Joel y me dice: “Se va a hacer daño…” Yo empiezo a sentirme incómoda. No me preocupa que Joel se haga daño, la verdad. Tiene que ver con lo que imagino que hay detrás de las miradas de la gente y también con que no quiero que moleste a nadie.

Le digo que pare, me pongo detrás de él y le rodeo con mis brazos, no hago fuerza pero le sujeto, no quiero que empuje a nadie más. El sigue riéndose y empieza a echar babas por la boca, algunas se caen al suelo. Yo le doy un pañuelo de papel para que las limpie y lo hace pero sigue babeando. Su amigo y sus hermanas se están riendo a carcajadas y Joel también.  Mi vecina avisa a sus hijos de que si siguen así tendrán que bajarse todos en la siguiente parada e ir andando. Yo vuelvo a decirle a Joel, con calma, que pare y que se guarde sus babas dentro. El sigue riéndose y babeando. Sigue leyendo “En el autobús…”

TALLERES Y CHARLAS

Talleres Acompañamiento Familiar

Hace poco escuché en una formación relacionada con niños, la frase: “si quieres experimentar el infierno ten hijos y ten la idea de que existe tal cosa como ser un buen padre”. Me reí, me sentí reflejada, creo que mi mayor aprendizaje en lo que llevo de recorrido como madre, ha sido precisamente empezar a cuestionar el rol de “buena madre” que tenía en mi cabeza.

Ahora parto de la idea de que mi hijo y yo estamos aprendiendo juntos cómo es esto de “ser humanos”. Esto me ayuda a mirarle como a un igual, a aceptarle tal y como es y a desapegarme cada vez más de la creencia de que yo sé lo que le conviene y de que es mi función hacer que aprenda, que se dé cuenta… No creo que el venga vacío, trae todo lo que necesita para aprender y lo hace en todo momento, de lo que ve, de lo que oye, de lo que percibe a su alrededor.

Ha llegado un ser humano a mi vida que tiene sentimientos, necesidades, sueños, dones… igual que yo. Y me tomo la maternidad como un viaje en el que los dos aprendemos, nos hacemos de espejo, y crecemos juntos.

Pero lo que quiero compartir con otros padres, en los 5 encuentros que propongo, más allá de mi experiencia en la maternidad, es una herramienta en la que confío: la CNV (Comunicación No Violenta) como ayuda para escucharnos, para expresarnos, para reconectarnos cuando un desencuentro nos separa, para mostrar nuestra autenticidad…

Los modelos de resolución de conflictos que nos han enseñado se apoyan en juicios, en exigencias, en castigos y recompensas. Hemos crecido en ese marco, nos miramos a nosotros y a los demás a través de él y utilizamos con frecuencia una forma destructiva de comunicarnos que nos desconecta de nosotros mismos y de las personas que queremos y que nos genera sufrimiento. Mi propuesta es una invitación a salir de ese marco utilizando como herramienta la Comunicación No Violenta. Para relacionarnos con nuestr@s hij@s con amor y con humor, para disfrutar más de ell@s y con ell@s. Una propuesta para afrontar la resolución de conflictos que prioriza el cuidado de la relación por encima de la consecución de un resultado, con la intención de generar  un espacio familiar en el que a tod@s nos importan las necesidades de tod@s.

Programa:

Lunes, 21 de enero:

Reflexión sobre qué es lo que me aleja de mis hij@s. Presentación del modelo CNV. Ingredientes  para una comunicación que me acerque a ell@s. Espacio para compartir nuestras situaciones personales.

Lunes 4 de febrero:

La escucha como herramienta clave para conectarme con mis hij@s. Cómo escuchar en profundidad, con presencia y aceptación, cómo reflejar lo escuchado para ayudarles a profundizar en sus emociones. Espacio para compartir nuestras situaciones personales.

Lunes 18 de febrero:

Reconocimiento y agradecimiento como alternativas al premio y al “muy bien”. Diálogo y reparación como alternativas al castigo. Espacio para compartir nuestras situaciones personales.

Lunes 4 de marzo:

Pedir sin exigir. Escuchar un no. Decir un no. Espacio para compartir nuestras situaciones personales.

Lunes 18 de marzo:

La expresión de la rabia: Qué hay debajo de la rabia. Cómo puedo transformar mi rabia y expresarla sin hacer daño. Cómo pueo acoger la rabia de mis hij@s.

 

En Xixupika Slow Center  C/ Martín Barua Picaza, Bilbao

Precio por las 5 sesiones: 100 euros. Si vienes con tu pareja, 175 euros los dos. Se requiere un ingreso para reservar la plaza de 25 euros (ES69 1491 0001 21 2006205922, Titular Kontxi Ruiz Aguirre, envía comprobante a kontxi.davinci@gmail.com) y un compromiso de pago de los 5 talleres  incluso si no puedes asistir por alguna causa.

Estos precios contribuyen a mi sostenibilidad para que pueda seguir ofreciendo mi trabajo en adelante. Pero, si te suponen un freno importante y de verdad estás interesada/o en hacer el curso, por favor ponte en contacto conmigo. Confío en que podremos llegar a un acuerdo de beneficio mutuo.

Más información y reservas en: kontxi.davinci@gmail.com

Joel y yo

Necesidades

Acabamos de llegar a casa, Joel dice que quiere hacer una tarjeta de Navidad. Coge un fóleo, lo parte más o menos por la mitad y empieza a dibujar algo que se parece a una rama de un árbol, después empieza a pintar el fondo de negro… Yo me siento con él, me gusta la idea de la tarjeta, quiero hacer una para mi madre. No se me ocurre nada que dibujar… pinto también una rama.

Joel: Ahora quiero poner un búho aquí, lo voy a dibujar, lo recorto y lo pego… ¿Sabes dibujar búhos?

Yo: Pues no se…

Joel: Tranquila, lo copiaremos de aquí.

Y saca una tarjeta que hizo un día en el cole, aparecen 3 buhos sobre una rama. Empieza a copiar uno de ellos en otra hoja. Yo ya estoy copiando otro, me encanta esa tarjeta.

Joel: (está trazando algunas líneas)… Joooo esto es muy difícil, no me saleeeee.

Yo: ¿No te gusta cómo te está quedando?

Joel: Nooooo, ¿me lo haces? Sigue leyendo “Necesidades”